Felicidad en el trabajo, ¿utopía o realidad?

 

De media, los españoles pasamos 1.728 horas al año en nuestro puesto de trabajo y cada vez más empresas y empleados priorizan la felicidad en el empleo. Esto representa una mejora en otros aspectos importantes en las relaciones laborales como son la motivación, la proactividad, la creatividad. 

 

En los últimos años ha aparecido el término Happyshifter, que hace referencia a un movimiento surgido en el mundo laboral que busca en el empleo un complemento que contribuya a la felicidad y en el que se puedan aplicar todos los conocimientos y habilidades adquiridos a lo largo de los años. 

 

Un equipo motivado, disfrutando de su trabajo, siempre será más productivo y producirá mayores beneficios, no solo económicos a la compañía. 

 

La motivación es algo que no solo viene de uno mismo, si no que es importante que los demás nos valoren, nos animen, nos consideren capaces de realizar las tareas que se nos encomiendan. 

 

Y con motivación, se consiguen otras habilidades como la creatividad, tan necesaria e importante ya que cada vez y con más frecuencia se apuesta por trabajadores creativos, con imaginación para abordar problemas, generar nuevas ideas, abordar soluciones. Es un valor añadido muy importante.

 

Por todo esto, las empresas cada vez más buscan en las personas la importancia de la inteligencia emocional, ya que es aquella capaz de gestionar satisfactoriamente las emociones para lograr resultados positivos en sus relaciones con los demás. Se está yendo hacia un mundo laboral donde la parte emocional cobra cada vez más importancia, ¿te subes al barco para mejorar tus habilidades personales?

 

“La felicidad no es un destino al que se llega, sino la forma en la que uno viaja durante la vida“